1950-1959 EL INICIO

En la década de los 50, el cronometraje normalmente lo efectuaban las casas especializadas, principalmente LONGINES y OMEGA, con la colaboración de unos aficionados que se llamaban cronometradores y normalmente pertenecían al club organizador del evento y que con los medios proporcionados por las mencionadas casas se dedicaban a la noble tarea de tomar tiempos y hacer muchos cálculos. Las carreras, principalmente eran de regularidad con ciertas pruebas de habilidad y potencia como podían ser los Eslaloms, pruebas de aceleración y velocidad, de aceleración y frenado, desarrollándose las primeras en las carreteras de la época y las segundas en lugares céntricos de las villas por donde pasaba el espectáculo, atrayendo de esta forma a los espectadores de la época. En estas pruebas los cronometradores efectuaban el transporte normalmente en moto si la distancia era cercana o se montaban los controles con taxis que se alquilaban para tal efecto, si la distancia a recorrer era larga. Se daban casos de que te dejaban en el Puerto de los Leones a las 7.00, seguían montando controles hasta Palencia y te recogían bien entrada la tarde. Las pruebas de velocidad se hacían en circuitos urbanos, también con gran afluencia de publico que en muchos casos tenia que pagar entrada para poder asistir a las carreras, caso del Retiro o el Parque del Oeste. Algunas pruebas en las que estuvimos presentes fueron : Rallies del R.A.C.E. desde el año 1953 que fue el primero. III Rallye de Cataluña en 1959. IV Semana Internacional Deportiva Universitaria en San Sebastián en 1955. Los Concursos Hípicos Internacionales de Madrid C.H.I.O desde 1956. Las carreras de motos celebradas en el circuito de San Lorenzo en Guijo. Los Grandes Premios organizados por el Moto Club Aragón en las fiestas del Pilar. A partir de 1958 estuvimos en todas las inolvidables XX PROVINCIAS VESPA. Y por supuesto todas las pruebas organizadas en Madrid por el Vespa Club y Real Moto Club de España de los cuales nos hicimos socios.


1960-1969 La F.C.A., El JARAMA, LA F-1 y EL C.O.C.A.

Esta fue la década del crecimiento en todo, y así lo demuestra el incremento de pruebas deportivas que tuvo lugar durante estos años, así como el de clubes organizadores, era raro el fin de semana que no teníamos una prueba mañanera o de ida entero, ya fuese de motos, coches, motonáutica , etc.… Todos los cronometradores nos habíamos concentrado en un grupo que atendía los cronometrajes de los anteriormente citados VESPA CLUB, R.M.C.E, Federación Centro de Automovilismo(F.C.A), R.A.C.E., Club 600 de Madrid. Como entonces, la mayoría de estos clubes eran atendidos por aficionados y no tenían una vida continua, nos reuníamos en el inolvidable local de la calle Ruiz de Alarcón de la F.C.A, cuyo presidente entonces era Alfonso Abril y ya estaba el sempiterno secretario Agustín Sabio, que supo tirar de nosotros mas que otras personas y todos, aunque acudíamos a cualquier tipo de prueba, nos sentíamos cronometradores de la F.C.A. En esta época se dejaron de alquilar relojes y se fueron comprando, tanto por federaciones como por clubes organizadores, por lo que las casas de cronometraje solo acudían a eventos importantes. En 1966 tomamos contacto con la Federación Centro de Esquí y posteriormente con la Española, haciéndonos también cargo del cronometraje de este deporte. En 1967 se inaugura el circuito del Jarama y ya el trabajo se incrementa de verdad, tanto que un fin de semana coincidieron los II Días Internacionales de Navacerrada con el primer GP de F-2 en el circuito del Jarama, nos planteamos dividirnos y buscar refuerzos, cosa que fue admitida por el R.A.C.E., pero no por el R.M.C.E., lo que provoco el primer cisma en el equipo de cronometraje, ya que el R.M.C.E y R.F.M.E. a los que nos fuimos al Jarama nos borro de todas sus listas de colaboradores. Con el incremento de carreras y empujados por la ilusión de Agustín Sabio, que aprecia don erre que erre se trata de crear un estamento en el que se agrupen todos los oficiales de automovilismo, lográndolo solo en el área de cronometraje, quizá por el tiempo que ya llevábamos funcionando juntos, así en 1968 se crea el Colegio Oficial de Cronometradores de Automovilismo ( C.O.C.A.), en el seno de la F.C.A., cuyos estatutos aprueba al año siguiente el presidente Fernando de Baviera, ya en la calle Santísima Trinidad. Durante esta década la actividad fue muy grande, ya que debido a la carencia de cronometradores, acudíamos prácticamente a todas las pruebas de automovilismo y de esquí celebradas en España, salvo en el arrea de Cataluña que si estaba dotada de cronometradores.


1970-1979 LA CONSOLIDACION.

Esta década la pasamos en el seno de la F.C.A. y nos hacemos cargo de todas las carreras organizadas por ella, así como las organizadas en el circuito del Jarama, incrementándose al principio nuestra presencia en distintos lugares de la geografía española, para empezar a decaer al terminar el decenio, cosa que no pasa en el área de esquí, que fue incrementándose durante estos diez años. La competición es mayor cada ida, lo que exige mas precisión en el cronometraje y en el año 1977 dos miembros del C.O.C.A. acudimos a St. Imier a la casa Longines, para planificar el cronometraje de la Final de la Copa del Mundo de esquí a celebrar en Sierra Nevada y a la vez hacer gestiones para el cronometraje del GP de F-1 en el Jarama. La reunión fue cordial, llegándose a un acuerdo rápido y satisfactorio para las partes y ese año además de la Copa del Mundo de Esquí, LONGINES viene también a cronometraje el GP de F-1 en el Jarama, situación que continua hasta el año 1982 que deja de celebrarse el GP en dicho circuito. Estos años de colaboración con LONGINES, además de servirnos de gran ayuda nos proporcionaron una ocasión única de estar al ida y de intercambiar puntos de vista en todo lo referente a cronometraje. Cuando el cronometraje de los GP de F-1 los realizaba el país organizador, este los hacia con los medios que disponía, así nosotros cronometrábamos a la centésima de segundo pero a mano, aun así el comité organizador que evaluaba los distintos servicios del GP, nos califico de 9 sobre 10 en repetidas ocasiones, solo recuerdo una consulta, que no reclamación del manager de Fittipaldi, diciendo que ellos con su sistema automático habían tomado una centésima menos que nosotros, le conteste que era en distinta parte del circuito donde habíamos tomado el tiempo cada uno y que aunque parecidos, nunca pueden ser comparables los tiempos y se fue tan a gusto. En esa fecha también, creo que en 1977 hace su aparición el C.O.A.C., integrándonos en el mismo por instrucción federativa . Su primer presidente fue Bernard Tramont que con buen criterio nos dejo seguir haciendo, reconociendo nuestra experiencia en el tiempo, siendo el resto de oficiales, nuevos en esta plaza organizativa y que la labor de un comisario y de un cronometrador son totalmente distintas. Esta década, vuelven las carreras de motos al Jarama y con esta llegada se empiezan a limar las asperezas antes relatadas.


1980-1989 LA DECADA DE LOS ORDENADORES, VOLVER A EMPEZAR

Al dejar Bernard Tramont la presidencia del C.O.A.C., y tras una promesa no cumplida por el Presidente de la F.C.A., las relaciones con cronometraje se van haciendo cada vez mas tensas y ante una postura en la que se intenta hacernos renunciar a unos principios nuestros, anteriores incluso al C.O.C.A., en 1981 nos vemos obligados a separarnos de la tutela federativa e incluso pensamos en abandonar la practica del cronometraje. Solo la ilusión de algunos colegiados nos llevo a continuar, alquilando el que fue local de la Asociación de Pilotos en Santísima Trinidad 30 y a base de unas aportaciones periódicas que realizábamos cada uno costeábamos el local y pequeños gastos existentes, ya que ese año prácticamente no pudimos hacer ninguna carrera de automovilismo, por el contrario si tuvimos gran actividad en esquí, cronometrando la UNIVERSIADA 1981 celebrada en Jaca, entre otras pruebas. Así mismo se hizo alguna carrera de Karting. Solo el R.A.C.E. creyó en nosotros, llamándonos de nuevo a cronometrar al año siguiente, ya que el año 1981 lo tenia apalabrado con el C.O.A.C. y así lo terminaron. A partir de aquí, volvimos a empezar de nuevo, prácticamente sin aparatos, pues estos se quedaron en la F.C.A., y poco a poco fuimos comprando equipos, en los que ya se incluían ordenadores pues habían aparecido los primeros personales y en 1983 no fue necesaria ninguna aportación particular para seguir con el cronometraje, salvo la del trabajo cotidiano. Se desarrollo una aplicación para el cronometraje en circuito, se conectaron los relojes a los ordenadores y acostumbramos a los organizadores a tener la clasificación de la carrera en no mas de 15 minutos una vez terminada esta, volviendo a tener gran actividad de cronometraje, estuvimos algunos años apoyando al cronometraje del circuito de Jerez en todo lo referente a ordenadores. CITROEN SPORT nos contrata para llevarle además del cronometraje en ciertas pruebas, toda la administración deportiva de la COPA AX, y así terminamos la década.


1990-1999 LA ESPECIALIZACION, EL AUTOMATISMO, LA COMUNICACION

Con una actividad ascendente empezamos la década, se inaugura el Circuito de Albacete y contacta con nosotros para el cronometraje. La competición se afina mas y es necesario cronometrar a la milésima y automatizar sobre todo la toma de números, en ciertas carreras lo pasamos muy mal, porque no hay persona que sea capaz en algunas carreras coger el numero de todos los participantes en las primeras vueltas, lo que si no imprecisiones, ya que los tiempos los genera la célula fotoeléctrica, si te lleva a retrasos en la información en directo que pretendemos dar en todas las carreras, pero para ello es necesario tener los números según el orden de paso e introducirlos en el ordenador. Pedimos presupuesto del sistema automático de identificación que tenemos en la actualidad, pero esta por encima de nuestras posibilidades, lo que nos supone una gran decepción, hablan de millones cuando nosotros estamos acostumbrados a los cientos. Seguimos optimizando la aplicación para que sea mas rápida y solventar en parte los problemas que tenemos, pero es imposible, los números siguen entrando a mano en el ordenador. 1993 fue un año decisivo para la evolución, ya que al acudir al circuito de Cataluña con ocasión de una de las pruebas de la COPA CITROEN AX, entro en contacto con José María Mañé, jefe de cronometraje del citado circuito y hablamos de los sistemas automáticos, me cuenta que el también ha intentado pero que es demasiado alto el precio del sistema, quedamos en echar números y encontrarnos de nuevo, y así lo hacemos el 1 de Mayo, quedamos en el Hotel La Romareda de Zaragoza a las 10.00 mas o menos con el propósito de terminar para bien o abandonar el tema. Gastamos el ida en una larga reunión, llegamos al acuerdo de crear ATK, con su participación y la del C.O.C.A. y adquirir un equipo mínimo semejante al utilizado en la F-1 y el mundial de motos. En Junio tenemos el equipo en nuestras manos y tras realizar unas pruebas durante el verano el C.O.C.A. lo estrena en Albacete, precisamente en una prueba de la COPA CITROEN AX. A partir de este momento, todos los desarrollos se hacen entorno a este equipo y conjuntamente entre Crono Sports en Barcelona y C.O.C.A. en Madrid, lo que nos ha permitido alcanzar un gran nivel en el área de cronometraje y poder ofrecerlo a las organizaciones españolas. Posteriormente se inaugura el Circuito de Cartagena que también deposita su confianza en el cronometraje del C.O.C.A. La aparición de Internet exige que la información sea divulgada con mas rapidez y precisión y abre un escaparate para las organizaciones, ya que los resultados si se colocan en una de sus paginas nada mas terminar la carrera, pueden ser consultados en el momento, desde cualquier lugar del mundo. El C.O.C.A. lleva mas de dos años haciéndolo en su pagina Web http//www.cronococa.com con las carreras que cronometra. El año 1999 lo comenzamos con nuevo reto como es el del cronometraje y control de boxes del Campeonato de España GT en el que se realizara cronometraje automático con célula fotoeléctrica y transponder, por lo que tendremos dos tiempos de cada coche por pasada, eligiendo el sistema el tiempo ideal, al mismo tiempo se grabara con un video-finish el paso de todos los participantes por la línea de llegada, con lo que ante cualquier reclamación solo tendremos que sacar la cinta correspondiente y enseñársela al participante, estos resultados en tiempo real se podrán ver en dos canales de la TV que el C.O.C.A puede proporcionar a los participantes, quedando un tercer canal para el control de tiempo de parada en boxes, con la expresion del HANDICAP de cada piloto y el tiempo que le resta para reanudar la marcha, en fin un reto nuevo previo al 2000 donde esperemos estemos todos preparados para seguir avanzando en tecnología y servicios, mas de cuarenta años en esto y cada dia nos encanta mas.


2000-2003 NUEVOS DESARROLLOS Y RESULTADOS A LA CARTA.

Comienza el nuevo siglo con el desarrollo de nuevas aplicaciones adaptadas a la evolucion del sistema y asi hoy dia se dispone de un sistema para cronometrar en numerosos puntos del circuito, de forma que se pueden dar tiempos intermedios, velocidades, control de parada en boxes, etc...., asi mismo se ha diseñado un sistema de elaboración de resultados automatico y que incluye los datos que cada patrocinador desee.


¿Cuándo será la próxima innovación?

Donde vea una furgoneta de C.O.C.A., no lo dude ahí va un amigo y un sistema de cronometraje excelente.

Seguro que antes de un mes.